Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.
  The best bookmakers at: I want to seize these offers now!

El lado psicoemocional a la hora de apostar

El lado psicoemocional a la hora de apostar
Cuando estás apostando, no eres tú contra el mundo, eres tú contra ti mismo. Es cerebro contra cerebro. Tu mente luchando en un juego de desconfianza, ansiedad, indecisión, éxtasis y arrepentimiento.

Cada decisión tiene una historia. Y cada historia es única, como lo es el individuo que la experimenta.
 
Cuando estás apostando, no eres tú contra el mundo, eres tú contra ti mismo. Es cerebro contra cerebro. Tu mente luchando en un juego de desconfianza, ansiedad, indecisión, éxtasis y arrepentimiento. Un detalle importante, el arrepentimiento siempre existirá, incluso cuando ganas una apuesta, ya que a menudo pensarás que podrías haber apostado más o haber hecho algo diferente. Esto además de la máxima del jugador cuando está en una buena fase, "soy muy bueno", un estado de megalomanía por el que todos pasarán, hasta que llegue la mala fase, en la que pierdes mucho y durante mucho tiempo, por lo que la desconfianza llega. Al final, la depresión se te acerca sigilosamente y, en esta fase, inevitablemente te sentirás como "basura".
 
 
Estas fases extremas de emoción se reflejan a largo plazo y duran mucho. Parece algo que no podemos alcanzar cuando hablamos del lado psicológico de las apuestas, pero es cuando muchos se equivocan. Estas emociones y sentimientos no surgen en un limbo en el que no estás apostando. Todo esto sucede en plena acción y simplemente tienes que lidiar con eso para continuar tu trabajo. Es un error pensar que la fase por la que estás pasando no influye en tus decisiones. Todo lo que vives, interna o externamente en las apuestas deportivas, influirá en tus decisiones, sea quien sea, ya que si eres un ser humano. Eso es inevitable.
 
Mucha gente habla de seguir el trabajo y la planificación mientras estamos pasando por una mala fase, pero de hecho, no podemos actuar indiferentes a nuestro estado mental. Nuestras decisiones serán influenciadas por el estado actual y en ese momento es necesario intervenir. Lo que quiero decir es que muchos pensamientos conflictivos cruzarán tu mente. La impulsividad hablará más fuerte, incluso te gritará al oído para que hagas una cierta "mierda". Peor aún cuando ese sentimiento de impulsividad funciona y te controlas a ti mismo para no ceder. En este punto, es imposible no quedar molesto.
 

Emotional intelligence
 

Inteligencia emocional

 
La vida cotidiana del jugador es muy difícil, llena de decisiones complicadas. A veces tememos cometer errores y otras veces pensamos que tenemos el control. La sensación de control a veces sucede cuando nuestras decisiones son correctas, pero y ¿cuándo no lo son? ¡Qué estúpidos somos! No tenemos control sobre ningún evento, solo controlamos nuestras decisiones, esto cuando no nos controlan a nosotros. Esto cuando nuestro estado actual no controla todo lo que hacemos.
 
Para evitar todo esto, existen actitudes simples que pueden mantener la salud de tus inversiones y la calidad de tus decisiones, incluso en los momentos más difíciles.
 
Para cada apostador, la parte básica es la creación de reglas de conducta y criterios para hacer una apuesta. Es una parte vital del proceso de creación de una estrategia. El problema es que para la gran mayoría esto no funcionará.
 
Podemos ver el número de jugadores que logran ser rentables a largo plazo y establecer una relación con aquellos que no lo logran. Tenemos una cantidad alarmante de fracasos en las apuestas deportivas, y eso no es solo porque esos jugadores no saben cómo apostar, estudiar o crear métodos de apuestas. El problema es otro, fuera del eje matemático. Si bien todos ponen su fuerza en la creación de un método para apostar, se olvidan de fortalecer el lado psicológico y emocional.
 
A pesar de crear reglas sobre cómo actuar en una cierta situación, estudiar todos los patrones, tener las malditas matemáticas a nuestro favor, si no conocemos nuestros límites, o mejor, si no nos conocemos a nosotros mismos, fallaremos. Sin duda, todos estos jugadores han establecido sistemas para apostar. Establecieron su "mindset" (risas) y, sin embargo, cuando las cosas se pusieron difíciles, resultaron ser uno más en las estadísticas de los fallados de las apuestas deportivas. Y esto es por una cosa simple: perfil.
 

razao-emocao

 

Razón Emoción
 

El perfil es el gran villano y, al mismo tiempo, lo que debemos tener en cuenta cuando hablamos de inversiones en general. La máxima aquí, para que entiendas, es que el mundo no se adaptará a ti, porque eres insignificante parte del todo. Por lo tanto, eres tú quién necesita adaptarse al mundo. Pero lo que me conviene a mí puede que no sea lo ideal para ti. Ese es el problema. Cada ser humano tiene sus propios rasgos y su individualidad. Es alguien único y necesita ser tratado de esa manera.
 
Tienes puntos fuertes y debilidades en una determinada tarea. Debes entender tus límites. Cuándo tus puntos fuertes se convierten en debilidades y tus debilidades pueden convertirse en resistencia. Es necesario construir reglas de conducta para invertir, estandarizando acciones y actitudes, pero eso debe respetar tu perfil. Sin embargo, cabe señalar que no es posible trazar tu perfil sin ponerte a la prueba, sin pasar por toda la basura posible antes de definir tus debilidades y fuerzas. Sin basura no hay historia. Sin errores no hay aprendizaje.
 
¿Creías que podías hacerte jugador de un día al otro? Se necesita toda una vida.
 
Pero queda tranquilo, no te traje hasta aquí para no darte nada. Olvídate todas las hojas de cálculo de mierda que hacen cálculos para que apuestes, olvida todo sobre "tener una mente ganadora", la verdad es que esta mente ganadora solo funciona para vendedores y no para ganadores. Lo que funciona para los ganadores es el trabajo duro.
 
 
Te explicaré algo. ¿Sabes por qué crear reglas de conducta y criterios de apuesta no funciona para la gran mayoría? Probablemente ya lo sabrás, pero responderé de todos modos para seguir el razonamiento del texto. Las reglas no funcionarán, ya que deben ajustarse fríamente para controlar sus acciones y actitudes, lo cual es un proceso muy delicado e individual. Hay un cierto punto ideal y solo puedes ajustarlo sintiéndolo en la práctica. El perfil del jugador se puede definir en gran medida en números. Si anotas todas tus decisiones, explicas los motivos de las entradas (algo crucial) y planificas sus resultados, y de estos resultados creas estudios, comprenderás mucho sobre tí mismo y podrás crear reglas de conducta adaptadas a tus necesidades.
 
Debes entender que cada regla que definas no puede suprimir tus debilidades, en realidad debes ajustar la dirección de estas debilidades para que se conviertan en puntos fuertes. Lo explicaré a fondo ahora. ¡Me pagas una copa después! Te lo daré gratis.
 
Veamos mi perfil como ejemplo. Soy un jugador muy agresivo. Antes de crear reglas, era tan solo un idiota impulsivo con un buen "feeling", pero que echaba todo a perder cuando las cosas no iban bien. Resulta que para ser rentable debes ser agresivo. Por mucho que mi agresividad fuera algo que echaba todo a perder en momentos en los que mi cabeza estaba caliente, era vital para ser rentable. Lo que necesitaba era ajustar esta agresividad y canalizarla al momento adecuado, o más bien a las situaciones correctas. Lo mismo con respecto a mi "feeling". Lo que podemos decir aquí es que el sentimiento no es más que un reflejo de patrones asistidos. Seguir el "feeling" sin una base matemática para tener una prueba real es malo, ya que no ganarás a largo plazo, pero si tienes una mente entrenada para reconocer patrones ("feeling") en un deporte en particular, no evites usarlo en las situaciones ciertas, cuándo las matemáticas también están de tu lado.
 
Lo que hice fue simplemente crear reglas y límites para apostar. Cantidades que podría apostar por juego, en unidades. Cantidad máxima por apuesta. Definición de unidades a invertir por partido, según criterios preestablecidos. Una predicción salió mal, simplemente cierro la operación, es decir, acabo con la estrategia definida en ese mismo momento. Entre muchas otras reglas menores, que ajustaron mis debilidades y mejoraron mis puntos fuertes.
 

Emotional intelligence 3

 

Inteligencia Emocional - El gran secreto

 
El gran secreto aquí es: sigo un guion. Y de tanto cumplir el mismo guion, mi mente se ha acostumbrado a eso. A partir de ese momento creé reflejos, algo que muchos llaman una mente ganadora, que no es más que educación, aprendizaje basado en la repetición. Una base que se ha formado a través de acciones que salieron bien y actitudes que salieron mal. Eso finalmente me dio criterios más refinados. A muchos les gusta analizar a los ganadores. Los miran con admiración e intentan repetir las acciones y actitudes que funcionaron. Lo que deberían hacer es analizar quién ha fallado. Debes analizar los errores, pues lo que funcionó es tan solo la cima de una montaña, no sabes cómo han llegado allí. Tal vez ni siquiera hayas entendido cuánto aprendizaje necesitó ese GANADOR para llegar a ese nivel.
 
Cada decisión tiene una historia. Y cada historia es única, como lo es el individuo que la experimenta. Para llegar a la cima de esa montaña, compañero, uno tiene que caminar, sin conocer el camino correcto, el más rápido o el más eficaz. Tienes que olvidar todo eso y seguir "TU CAMINO". Puede ser más largo, más corto, más turbulento, pero recuerda que esto no es una competencia, solo tienes que llegar allá. Y cuando llegues a la cima, puedes entender que no importa tanto el haber llegado, sino que es el camino recurrido lo que hace la diferencia. La llegada es tan solo la realización de un aprendizaje, porque debes recordarte que siempre habrá otra montaña, otra cumbre, otros caminos por seguir y pasar por dificultades.
 
Si no comprendes la metáfora, lo que digo es que siempre habrá problemas y tendrás que enfrentarlos. Esto garantizará que siempre estarás cambiando, lo que implica nuevos aprendizajes y, lo principal, te garantiza estabilidad. Es cuando aceptamos el cambio y todo este proceso que finalmente vemos que no podemos controlar nada y logramos el equilibrio necesario para vivir en perfecta armonía con todo lo que nos rodea.
 
No olvides leer la entrevista con el jugador profesional Josué Ramos, autor del artículo: ¿Cómo controlar los factores psicológicos?
 
,

Compartir "El lado psicoemocional a la hora de apostar" vía: