Menú
Inicio Puntos Academia Curso Pronósticos    Previas    Buscar pronósticos Estadísticas de fútbol Estadísticas de tenis Estadísticas de baloncesto Estadísticas de deportes de motor Artículos Promociones Concursos Foro

Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.
  Visit our site in english Go to Betting Academy
           

¿Metas para qué?


¿Metas para qué?

A mucha gente, como yo, le gusta tener objetivos. Eso es natural en el ser humano y nos da control sobre nuestras actitudes y acciones futuras, además de permitir reflexionar sobre el pasado. Pero, ¿y cuando eso se hace algo negativo? ¿Alguna vez has pensado en esto?

Os voy a dar un ejemplo práctico de mi pasado. Cuando empecé mi carrera de apostador, tenía metas diarias, semanales y mensales. ¿Cuál fue el resultado de esto? Presión psicológica.

El problema de tener metas es que provoca presión innecesaria, por lo que incluso los apostadores con un buen control emocional tienen problemas.

Muchas veces conseguí superar metas diarias a lo largo de toda la semana, pero en un determinado día tenía resultados negativos. Así que inmediatamente intentaba recuperar el dinero perdido para conseguir superar las metas semanales y mensuales. En ese momento perdía el control emocional y acababa por tener aún más pérdidas, por lo que aumentaba mi stake e intentaba recuperar estas nuevas pérdidas, y así sucesivamente.

Además de las pérdidas, otro problema es que la gente nerviosa como yo siente niveles de ansiedad demasiado altos, por lo que también hay un precio a pagar al nivel de la salud, tanto física como mental: gastritis, ansiedad, pánico, entre otras enfermedades que aparecen cuando te preocupas demasiado con algo. Hay un proverbio chino que dice lo siguiente:

Si tu problema tiene solución, entonces no necesitas preocuparte.
Y si no tiene solución, ¿de qué sirve la preocupación?

tibetian

Luego, por más difíciles que sean algunos de los problemas, preocuparse excesivamente no sirve de nada. Pensar constructivamente sobre algo es la mejor forma de resolver un problema. Pero la solución solo es válida si no provoca otros problemas. Esto es, deben evitarse actitudes que puedan traer aún más problemas, en el caso de las apuestas, más pérdidas.

En las apuestas deportivas nunca puedes recuperar el dinero perdido. A veces ganas y otras pierdes, eso es normal en las apuestas. Lo que no es normal es intentar recuperar una pérdida de la misma forma como se ha perdido. Eso es idiotismo. Ya he cometido muchos errores hasta aprender la mejor forma de invertir. Así que hoy en día soy consciente de que tener objetivos a corto plazo no es bueno.

Debemos tener objetivos, pero siempre a largo plazo y nunca cuanto al dinero que vamos a ganar, pero relacionados con nuestras estrategias de inversión. Os lo explico.

¿Qué sentido hace tener objetivos diarios o mensuales sobre los lucros de una inversión de riesgo? Es evidente que eso no hace ningún sentido. Los objetivos deben estar relacionados con nuestras estrategias. Por ejemplo: ¿Cuántas apostas haré a lo largo de este periodo? ¿Cuánto dinero voy a invertir? ¿Cuántos trades haré arriesgando  "X" de mi banca?

Las metas diarias y mensuales son aún más frecuentes en el trading. Conozco muy bien a la presión psicológica de intentar superar una meta, lo que es algo insano y sin sentido. Es muy diferente tener metas de exposición, por ejemplo. Algo como, en un movimiento de scalping intentaré sacar alrededor de 5% como máximo sobre mi stake y después cierro el trade. O, al terner pérdidas de más de 1 tick saldré del mercado. Este tipo de estrategias transformadas en metas son interesantes. Pero cuando tenemos objetivos sobre nuestras ganancias, empiezan los problemas.

En las apuestas punter, no hace sentido tener metas sobre nuestras ganancias. No tienes control sobre el evento en el que apostas. Entonces ¿por qué tener objetivos? No eres un vendedor, no tienes un producto para vender. Eres un inversor y debes ser consciente de esto.

Las metas sobre ganancias también son muy peligrosas en el trading. Creo que las metas sobre número de trades y tiempo de exposición son interesantes, pero las metas relacionadas con las ganancias son peligrosas para nuestra salud financiera y mental.

Así que no debes tener objetivos de este tipo en las apuestas. A mí me gusta intentar prever la rentabilidad, pero por pura especulación. Cuanto al trading, prefiero tener objetivos relacionados con tiempo de exposición, así como límites de ganancias o pérdidas por trade. No tengo metas para mis ganancias diarias o mensuales, ni nada de este tipo. Solo hago los trades planeados. Al cerrarlos, calculo cuanto gané o perdí. creo que así no arriesgo perder toda mi banca ni mi sanidad mental con preocupaciones innecesarias. Mi planeamiento estratégico tiene que ver con optimización del tiempo, escoger las ligas con las que voy a trabajar, el valor de mi stake, el valor mínimo de las cuotas, cuantas apuestas haré, sistema de estudio y actualización de los fairs.

grao-a-grao

Mi conclusión sobre las metas es que no son positivas y no deben existir en las apuestas. Tener objetivos cuantitativos solo a largo plazo y por pura especulación, como referencia. Tener un objetivo para una temporada y planear un método para conseguirlo es natural. Pero eso no tiene que implicar que debes ganar x, sino que debe motivarte a conseguir resultados positivos, nada más.

¡Abrazos a todos!

 

Compartir "¿Metas para qué?" vía:

Enviar un comentario

Comentários (0)

Buscar

Sportium
Apuesta en Betfair