Menú
Inicio Puntos Academia Curso Pronósticos    Previas    Buscar pronósticos Estadísticas de fútbol Estadísticas de tenis Estadísticas de baloncesto Estadísticas de deportes de motor Artículos Promociones Concursos Foro

Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.
  Visit our site in english Go to Betting Academy
           

Equipo de corazón: convertir en puntos fuertes las debilidades


Equipo de corazón: convertir en puntos fuertes las debilidades

Práticamente todos los apostadores experimentados y todos los sitios de apuestas aconsejan a que no apostemos en nuestro equipo de corazón, ya que no seremos capaces de apostar de una forma racional.

La verdad es que podemos y debemos convertir esta debilidad en un punto fuerte y tener áxito con estas apuestas.

En este artículo voy a explicaros apostar en el equipo de vuestro corazón y aprovechar todo el conocimiento que tenéis sobre vuestro club para tener éxito con estas apuestas.
Mi objetivo es demostrar que es posible ganar dinero con vuestro equipo de corazón y que incluso puede rentable que apostar en otros equipos que no conocemos tan bien.

Normalmente se dice que no debemos apostar en nuestro equipo de corazón porque “no seremos capaces de separar el emocional del racional”.
Mi opinión es que podemos convertir esta debilidad en una fuerza. ¿Cómo? Es muy fácil:

Nuestro equipo de corazón es el equipo que conocemos mejor. ¿Por qué no aprovechar este conocimiento?


¿mo controlar nuestras emociones?

Esta es la parte más difícil de apostar en nuestro equipo de corazón: cuando nuestro equipo está en desventaja siempre creemos que va a conseguir la remontada.
Pero ni siempre hay motivos para creer que efectivamente pueda conseguirlo. Aun así casi siempre creemos que podrá hacerlo, porque lo deseamos mucho.

Esto es algo que debemos intentar mejorar con cada partido, esto es, es normal que en los primeros partidos ni todo salga bien y que cometamos errores emotivos. El objetivo en esta fase inicial es intentar controlar nuestro lado más emocional y sustituirlo por un análisis más racional.

Cuando empecé a apostar en mi club de corazón fue muy difícil no poder asistir a sus partidos como aficionado, pero he decidido que no evitaría apostar en mi club y que intentaría apostar de una forma lo más racional posible.

1º paso: asistir al partido como si fuera un partido de otro equipo cualquiera, o sea, ya asistía al partido de mi club pero imaginaba que era otro equipo que estaba jugando.
Puede parecer muy difícil, sobre todo para aficionados fanáticos como yo, y de hecho lo es, pero a cada partido desarrollamos esta capacidad y creed que vuestro cerebro conseguirá adaptarse naturalmente.
Lo más curioso es que este proceso me ha permitido ser más imparcial al asistir a partidos de fútbol. A partir de ese momento no más fuí aquél fanático que siempre defiende a su equipo, por lo que ahora ya consigo ver los defectos y virtudes de mi equipo.

2º paso: cambiar mi club de corazón por otro, esto es, cuando mi club sufría un gol y mi primera reacción era pensar "no hay problema, pronto conseguiremos la remontada", empecé a imaginar que era un aficionado del oponente, por lo que a partir de ese momento "mi equipo" estaba en ventaja, por lo que equilibraba mis ideas.
Este cambio hacía con que pudiera analizar el partido sin pensar en el color de la camiseta, sino en la forma como los dos equipos defendían y atacaban, la actitud de los jugadores, etc.
Lo curioso es que en el final del partido a veces había una mescla de emociones, ya que estaba contento porque había conseguido ganar la apuesta, pero triste por mi club haber perdido.


¿Tendré que dejar de asistir a los partidos de mi club como aficionado?

¡Ni pensar! La disciplina es importante, pero también es importante aliviar la cabeza y relajar un poco si queremos tener éxito en las apuestas.
Cuando intenté hacerlo, lo que pasó fue que sentí nostalgia de asistir a los partidos del club de mi corazón, por lo que a la hora de apostar volvía a hacerlo de forma emotiva, como aficionado.

Entonces lo que he decidido, y lo aconsejo a todos, fue que pasaría a asistir a partidos de mi club sin apostar una vez a cada dos semanas:

  • En los partidos en casa de mi club empecé a no apostar y a asistir al partido como aficionado, si posible en vivo, en el estadio, o con amigos en un café;
  • En los partidos como visitante volvía a ser apostador e intentaba apostar racionalmente.

Así que he conseguido conciliar el papel de aficionado con el de apostador profesional, hasta que mejoré la calidad de mis análisis, aprovechando el profondo conocimiento que tengo del club de mi corazón.


¿Cuáles son las ventajas de apostar en nuestro club de corazón?

Antes de hacer trading o apuestas sencillas en un determinado partido es importante hacer un análisis.

El club de nuestro corazón es el que conocemos mejor:

  • si hemos asistido a todos sus partidos desde niños, tenemos la mejor base de datos del mundo en nuestra propia cabeza;
  • sabemos con cuáles equipos suele tener más dificultades y con cuáles suele ser más fuerte, en que partidos ganará más fácilmente y en cuáles perderá;
  • sabemos en qué momento de la temporada está más fuerte o más débil;
  • identificamos con facilidad el nivel de confianza y motivación de los jugadores;
  • conocemos las debilidades del entrenador y sus opciones más habituales.

Todo esto ayudará a que tomemos las mejores decisiones a lo largo de un partido, a que consigamos prever mejor los goles, a que podamos prever los estadios en los que el equipo tendrá más dificultades, por lo que podremos sacar buen provecho de todo este conocimiento.


¿Cómo controlar las pérdidas en la fase inicial de adaptación?

Uno de los grandes problemas de las apuestas es que testar, aprender y cometer errores puede ser muy caro.
Por experiencia propia sé que apostar en nuestro equipo de corazón suele generar pérdidas considerables en el inicio.

La forma más sencilla de limitar las pérdidas es evidentemente limitar el valor de la apuesta. Por ejemplo, si tenemos 500 euros en nuestra banca, no apostamos más que 10 euros.
De esta forma podremos evolucionar, experimentar y cometer errores sin arruinar nuestra banca.
Solo cuando ya nos sentimos cómodos con este tipo de apuestas y conseguimos tener éxito regularmente debemos apostar más dinero.

Otro método interesante es el de limitar los mercados en los que apostamos, por ejemplo, empezar por el mercado de probabilidades y después experimentar otros mercados.
En mi opinión lo mejor es limitar los dos:

  • empezar por apostar poco dinero,
  • apostar en un solo mercado.

También hay la posibilidad de simular apuestas, esto es, asistimos al partido y decidimos como queremos apostar, pero no las hacemos en realidad, sino que hacemos un registro para al final saber si conseguimos ganar dinero o no.
Pero el problema es que este método no es muy eficaz, ya que no sentimos los errores, ya que no perdemos dinero, lo que significa que no aprendemos tan rápidamente y cometeremos los mismos errores una y otra vez…


Para terminar, a semejanza de las demás estrategias:

Para ganar dinero con apuestas en nuestro club de corazón es necesario trabajo y paciencia.

Muchos apostadores lo experimentan, pero en el primer partido en que registran pérdidas desisten. Es necesario insistir y mantener la disciplina.

Pero atención que ni todos lo consiguen hacer, si al final de mucho tiempo estáis acumulando pérdidas, quizás lo mejor es efectivamente desistir y no apostar en vuestro club de corazón.


Abrazos y ¡buenas apuestas!

 

Compartir "Equipo de corazón: convertir en puntos fuertes las debilidades" vía:

Enviar un comentario

Comentários (0)

Buscar

Bwin
Vea Fútebol en directo en Bet365