Menú
Inicio Puntos Academia Curso Pronósticos    Previas    Buscar pronósticos Estadísticas de fútbol Estadísticas de tenis Estadísticas de baloncesto Estadísticas de deportes de motor Artículos Promociones Concursos Foro

Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.
  Visit our site in english Go to Betting Academy
           

Lo que los robots pueden – ¡y lo que no pueden! – hacer por vosotros.


Lo que los robots pueden – ¡y lo que no pueden! – hacer por vosotros.

Los robots siempre han estado envueltos en una aura de misterio y fascinación, considerados muchas veces como herramientas mágicas capaces de garantizar lucros elevados, verdaderas "máquinas de dinero"!

Pero la realidad es muy diferente de lo que suele imaginarse, por lo que el objetivo de este artigo es intentar desmitificar esta cuestión, mostrando de una forma clara lo que un robot puede – ¡y lo que no puede! – hacer por el apostador.


1. ¿Con un robot tendréis siempre lucro?

  • ¡Mito!


Un robot no hace nada más allá de lo fue programado para hacer. Si decís a un robot que abra una posición Lay a una cuota de 1.15 a favor del equipo de la casa, que está en ventaja al minuto 75, él lo hará sin hesitación una y otra vez – ¡por lo menos hasta que no haya más dinero en vuestra banca! ¿Pero quién puede garantizar que esa estrategia es, de hecho, ganadora? ¿Quién puede garantizar que ganaréis dinero a largo plazo siguiendo fielmente estos pasos?

Un robot os dará lucro, sí, desde que esté programado para seguir una estrategia que, ella misma, sea lucrativa.

Como suelo decir, el trabajo de codificar un robot corresponde tan solo a 1% de todo el esfuerzo necesario, ya que los demás 99% se refieren al trabajo – muchas veces ingrato - de desarrollar, testar e perfeccionar una estrategia verdaderamente ganadora en la  Betfair.

Por lo tanto, si queréis crear un robot, concentraos primero en la estrategia y no penséis en los detalles técnicos relativos a la programación antes de que la estrategia esté totalmente desarrollada y pueda garantizar ganancias.

Si sois capaces de obtener lucros consistentes con una estrategia, entonces tendréis concluido ya 99% de todo el trabajo necesario, por lo que podéis pasar al punto siguiente.


 

2. ¿Cualquier estrategia puede ser codificada en un robot?

bots-podem-nao-podem-p1
  • ¡Mito!

Un robot tiene limitaciones importantes que no deben ser ignoradas por el apostador. El mejor de los programadores tendrá muchas dificultades en mostrar a un robot ciertos detalles que, a menudo, son el punto central de toda una estrategia ganadora.

Por ejemplo, ¿cómo mostrar de forma automática a un robot que determinado equipo está presionando más al otro en un determinado momento del partido? O ¿de qué forma un robot conseguirá ver que uno de los equipos está buscando el gol más que el otro?

Se trata de una barrera verdaderamente insuperable, por lo que, si vuestra estrategia implica un análisis subjetivo de los momentos del partido, entonces no podrá ser codificada en un robot..


3. ¿Con un robot estaréis siempre un paso delante de los demás apostadores?

  • ¡Verdad!

¡Un robot es muy rápido! ¡Más rápido que lo que un humano alguna vez podrá ser!

En una fracción de segundo, un robot es capaz de hacer cálculos y comparaciones entre decenas de mercados diferentes. Un apostador humano tardaría largos minutos haciendo lo mismo, desaprovechando algunas oportunidades verdaderamente lucrativas. 

Sin embargo, hay un punto importante y que algunas veces parece ser ignorado por los apostadores: un robot también está sujeto a los 8 segundos de retardo (en los partidos en vivo) entre la colocación de la apuesta y su efectiva correspondencia. Por lo tanto, aunque consiga identificar una gran oportunidad en 2 o más mercados diferentes, el robot tardará los mismos 8 segundos que un humano hasta que su orden sea efectiva.

En resumen, un robot es más rápido, sí (¡super rápido!), pero también está sujeto a las mismas reglas y limitaciones de mercado que un apostador humano.


4. Una vez creado el robot, ¿no es necesario hacer nada más?

  • ¡Mito!

¡Los mercados de la Betfair están en constante mutación! Hay una evolución bastante perceptible en la forma como los mercados interactúan. El mercado del Menos de x goles continuará cayendo al paso del tiempo, el Más de x goles continuará subiendo, el del empate continuará cayendo (en el caso de que no haya goles), etc., etc., etc., pero el lucro viene de las sutilezas en la oscilación de las cuotas, y estas oscilaciones sutiles cambian y se adaptan constantemente, por lo que un robot deberá estar siempre bajo vigilancia constante.

La adaptación es la clave del éxito, por lo que un robot que no evolucione estará condenado al fracaso a largo plazo.

Notad: es un hecho comprobado que una estrategia que hoy funciona muy bien, mañana podrá ya no funcionar!


5. ¿Solo programadores informáticos experimentados pueden crear robots?

  • ¡Mito!

Aunque se necesite algún conocimiento más técnico de programación avanzada de robots, concretamente lenguajes orientados al objeto como C#, VB.Net, Java, en este momento hay en el mercado aplicaciones que permiten el desarrollo de soluciones en este dominio, sin necesidad de que el usuario tenga un conocimiento técnico avanzado. Por ejemplo, Betangel permite una integración muy interesante con Excel, por lo que, con unos conocimientos básicos de VBA, es posible construir robots verdaderamente interesantes.

Sin embargo, si el objetivo es crear algo adaptable y perfeccionado, el apostador tendrá que, inevitablemente, recurrir a algún tipo de lenguaje de programación más "avanzado". Pero incluso en estos casos específicos, si tenemos en cuenta la gran cantidad de módulos gratuitos disponibles en línea, algunos conocimientos de nivel básico/medio serán suficientes para que el apostador sea capaz de "juntar las piezas" y construir un robot funcional.


6. Con un robot conseguiréis ser mucho más disciplinados

bots-podem-nao-podem-p2
  • ¡Verdad!

Un robot, desde que debidamente programado con base en las saludables (¡y muy restrictivas!) reglas de gestión de banca, se transforma en una herramienta 100% inmune a crisis de pánico, evitando así que el apostador arriesgue maniobras de recuperación de reds verdaderamente suicidas, como casi todos los días vemos aquí.

¡Es cierto que no es fácil asimilar un red! El hombre es un ser esencialmente emocional, por lo que le cuesta asumir un error, y le cuesta aun más ser confrontado de una forma explícita, ruda y cruda con las consecuencias del error, en este caso el red. Por lo tanto, esta dificultad en hacer frente a situaciones negativas lleva muchos apostadores a hacer apuestas completamente absurdas, con la esperanza vana de expurgar el error recientemente cometido. Es común que los apostadores arriesguen 50%, 60% o más de su banca en una tentativa de recuperar de un red de 5% o 10%. Desgraciadamente, la mayoría de las veces el resultado es una vez más negativo y la consecuencia es la bancarrota.

¡Un robot nunca tendrá este problema! Desde que las reglas estén programadas, las seguirá como un discípulo fiel y no se dejará engañar por vanas y potencialmente desastradas esperanzas. Esta es, en mi opinión, una de las principales ventajas de la utilización de robots en Betfair.



Espero que este artículo os haya ayudado a entender mejor el "mundo" de los robots.

¡Hasta pronto!

Bezos

Compartir "Lo que los robots pueden – ¡y lo que no pueden! – hacer por vosotros." vía:

Enviar un comentario

Comentários (0)

Buscar

Vea Fútebol en directo en Bet365
Bwin